Cómo preparar ensaladas variadas y creativas

junio 02, 2016

Cómo preparar ensaladas variadas y creativas

En casa se comen muchas ensaladas y me encantan. Pienso humildemente que son una de mis fortalezas en la cocina, ya que soy una amante empedernida de las ensaladas y es de las primeras cosas que aprendí a preparar en la cocina.

De hecho, en mi época de adolescente trabajé en un Subway por unos pocos meses, y me tocaba preparar ensaladas y sándwiches a diario, allí creo que mejoré mucho mi técnica y amplié mis horizontes, ya que en casa no podía cocinar mucho.

Me volví una experta de las ensaladas y los sándwiches. De hecho, muchos clientes fijos, me buscaban para que les preparara sus ensaladas, porque sólo yo se las hacía bien (palabra de ellos).

Y no se trataba de que tuviera un don especial ni mucho menos, simplemente que amo las ensaladas, disfruto comerlas y aunque parezca mentira, prepararlas.

Cuando buscas en Internet cómo preparar ensaladas, se encuentran uno que otro post al respecto. Así que revisé los primeros resultados, ya que es una costumbre que tengo antes de escribir un artículo.

Lo cierto es que la mayoría explican algunas “reglas” para preparar ensaladas: que deben tener una base verde de lechugas u otras verduras de este color, algo crujiente, etc.

Pues cuando yo me preparaba mis ensaladas no conocía estas reglas y me parece que no sirven de nada, o sí, sólo sirven para limitar tu capacidad creativa.

Desde mi perspectiva, las ensaladas son la mejor forma de explayar toda nuestra creatividad en la cocina. Y las reglas no ayudan en ese propósito.

Así que no te voy a dar una receta única e inamovible de cómo preparar ensaladas, sólo te diré cómo puedes prepararlas aportándote ideas generales, para que luego experimentes por tu cuenta.

Empecemos ¿qué es una ensalada?

Parece una pregunta tonta, todos tenemos una idea de lo que es una ensalada. Sin embargo, es bueno partir de este concepto para luego profundizar un poco más.

Según el Sr. Google, una ensalada es un: Plato que se prepara mezclando distintos alimentos, crudos o cocidos, principalmente hortalizas troceadas, y se sirve frío o tibio, y aliñado o aderezado con alguna salsa.

Mejor definición, imposible.

En términos más generales define la palabra como: Mezcla de cosas que pertenecen a distintas clases o naturalezas.

Según estas definiciones, una ensalada puede ser muchas cosas, pero básicamente es el resultado de mezclar diferentes ingredientes en un plato, sea frío o tibio. ¡Perfecto!

Como vez, no hay ninguna regla escondida en el concepto, o tal vez, una sola: Que se requiere más de un ingrediente para que sea una ensalada, y esa es la única regla con la que nos quedaremos.

Si picamos unas rebanadas de pepino y no le colocamos nada más, es sólo pepino picado, pero si le agregamos un poco de sal y un poco de jugo de limón, listo, tenemos una ensalada.

¿Qué puede contener una ensalada?

¡Lo que se te ocurra! Esto es lo que más me gusta de las ensaladas, son sumamente versátiles.

Pero para ser más específicos una ensalada puede incluir vegetales crudos o cocidos, verduras, frutas, legumbres, frutos secos, cereales, pasta, hongos, quesos, huevo, carnes, aves y pescado.

Algunos vegetales se deben cocinar antes de agregar a la ensalada, como la papa, o las berenjenas.

Otros vegetales se pueden agregar tanto crudos como cocidos, ofreciendo diferencias en la textura y el sabor. Un ejemplo son la zanahoria y la remolacha. De textura crujiente cuando se usan crudas y, suave y de sabor más dulce cuando se usan cocidas.

Las verduras que puedes agregar son muchas, cualquiera de las variedades de lechuga (romana, criolla, americana), escarola, repollo, apio España, cilantro, cebollín, perejil, berros, rúcula, o espinacas y acelgas (estas últimas crudas o cocidas).

Las frutas, pueden aportar un toque exótico a una ensalada. Cualquier fruta es bienvenida, pero es común utilizar piña, mango (verde, pintón o maduro) y fresas.

Las legumbres son una excelente forma de aportar proteínas (de origen vegetal) a una ensalada, se agregan cocidas. Puedes usar cualquier variedad, como lentejas, garbanzos o frijoles en cualquiera de sus presentaciones.

Los frutos secos aportan un toque diferente a las ensaladas, puedes usar pasas, almendras, nueces, avellanas, piñones, orejones, entre otros.

También puedes incluir en tus ensaladas cereales como, avena (integral), arroz cocido, cebada cocida o maíz dulce.

Puedes aportar proteínas de origen animal (no veganos) como huevos, o diferentes variedades de queso (rallado o troceado), o carnes (no vegetarianos) rojas y blancas como pollo y pescado, a la plancha, a la parrilla, horneado, cocidos o fritos.

Por último, una ensalada necesita un buen aderezo, que puede ser la clásica (y mi preferida) vinagreta de aceite, vinagre, sal y pimienta, u otras vinagretas o salsas, que pueden incluir, mostaza, miel, yogur, mayonesa, limón, jugos de frutas, entre otros ingredientes.

Y podría continuar, pero no terminaríamos este artículo. Queda claro que puedes preparar ensaladas con prácticamente lo que se te ocurra.

Cómo preparar ensaladas

Y ya para concluir vamos a resumir un poco la base que necesitas saber para preparar ensaladas variadas y creativas.

  • Tu ensalada debe tener al menos dos ingredientes, y uno de estos ingredientes puede ser la vinagreta o aderezo.
  • Puedes agregar cualquier ingrediente y puedes agregar tantos como desees.
  • Por último, debe tener una vinagreta o aderezo.

Así de simple, esas son las bases para preparar ensaladas. Y dependiendo de los ingredientes que emplees puede servir como complemento de una comida principal o ser un plato único.

Para finalizar algunas recomendaciones:

  • Déjate llevar por tu intuición y tus gustos.
  • Juega con las texturas. Aporta diferentes texturas a tu ensalada.
  • Diseña tus ensaladas. Imagina los colores que quieres que tenga y agrega ingredientes de esos colores.
  • Experimenta con los cortes. Prueba los vegetales con diferentes cortes: en rodajas, en gajos, en cuartos, en cubos, en juliana, rallados. Varía mucho el resultado visual y el sabor, créeme.
  • Deja volar tu imaginación.
  • Diviértete.

Si hasta ahora he escrito un artículo que me defina, sería este, para mí las ensaladas son una fascinación. Como te dije antes, no sólo me gusta comerlas, también disfruto prepararlas. Me divierto probando y experimentando, a veces acierto, otras no, pero siempre aprendo.

Espero que con esta pequeña guía ya no tengas dudas (si las tenías) de cómo preparar ensaladas.

Si te parece que puede serle útil a alguien más, sería todo un honor saber que la compartes.

Si tienes algo que agregar, estaré encantada de leerte en los comentarios.

También podría gustarte

4 comentarios

  1. Judith me encanta tu post, muy cierto todo lo que dices, las ensaladas son las más versátiles a la hora de preparar algo en la cocina, por tiempo, frescura, color, formas y cosas que le puedes poner, siempre te va a resultar algo diferente, al igual que los aderezos súper importantes a la hora de combinar con nuestras ensaladas. De acuerdo con todas las recomendaciones, adiciono una, no ponerle el aderezo directo a la ensalada si no la vas a comer en el instante. Porque sucede que en muchos restaurantes o lugares públicos preparan las ensaladas en la mañana, y cobinan todo, incluido el aderezo. Cuando llega la hora de servirlo y comerlo la ensalada ya no es ensalada, todo esta cocinado y marchitado. Lo comparto porque es una gran info para ser creativos con estas delicias frescas que preparamos en el día a día.

    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy acertado tu aporte Natalia, ciertamente es lo que yo hago, se me escapó comentarlo. Gracias por compartirlo y por tu comentario. Saludos!

      Eliminar
  2. Hola, Judith. Genial post. Uno de los que me ha gustado de tu blog hasta la fecha. No solo porque sé que las ensaladas son tu vida y que se nota muy bien en el artículo, sino porque creo que es necesario tomarse el tiempo de explicar lo que es una ensalada y todas sus posibilidades. Desde que Ani y yo estamos de vegetarianos una de las cosas que más nos dice la gente es que dan por sentado que lo que comemos son ensaladas. Pero, cuando lo dicen, siento oculto en esas palabras la idea de que ensalada es solo mezclar tomate, cebolla y lechuga. Ciertamente, de entre las cosas que más comemos son ensaladas, pero son tan variadas que, como dices en el artículo, algunas sirven de complemento, mientras que otras pueden constituir un plato completo (caso de ejemplo, la ensalada de pasta fría, que es deliciosa y llena y alimenta tanto como el más completo de los almuerzos), y hay tantas opciones que pocas veces repetimos una misma receta. Con las ensaladas es más fácil sentir que todos los días estás comiendo algo distinto, y dejan una sensación de frescura y ligereza en el cuerpo, aunque tengan todo el aporte calórico que requieras para tu día.

    De nuevo, genial artículo. Valdría la pena un segundo artículo dedicado a los aderezos, que también es un mundo aparte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Victor, es muy fácil hacer la básica ensalada de lechuga, tomate y cebolla, pero hay tantas posibilidades, que como bien dices, podríamos comer ensaladas a diario sin aburrirnos por lo variadas que pueden resultar. En casa nos gustan mucho con frijoles, que son una comida única y muy completa. Y a mi con pasta me encantan. Y el artículo de los aderezos, casualmente está agendado para el próximo mes ;). Un beso y gracias por comentar y haber compartido el post ;)

      Eliminar