Un Viaje de 10 metros, una historia para inspirarte

mayo 26, 2016

Un Viaje de 10 metros

Hoy he decidido salirme del plan de contenidos previamente programado, pero por una buena razón… Estoy inspirada, y esa inspiración hay que aprovecharla y no dejarla escapar.

Ayer fue un día un tanto atípico, y para mi pintaba un tanto sombrío.

Las comidas las planifico con antelación y ya tengo todo lo que comeremos esta semana planeado y he seguido el plan tan bien como he podido, porque por un lado esta semana el colegio de mi hija prolongó la salida de clases un par de horas, por lo que ya no almorzará en casa. Por otro lado, mi esposo tenía que aplicar un examen en la tarde y no era rentable venir a casa a comer, para luego salir a buscar a nuestra hija en el colegio, no daban los tiempos.

Así que me tocó comer sola, cosa que me pone siempre un poquito triste. Lo cierto es que estaba desanimada y no me provocaba preparar las sardinas al horno que tenía planeadas, pues encender el horno sólo para cocinar para mí no valía la pena.

Buscando algo que hacer que me subiera el ánimo decidí ver la película Un Viaje de 10 metros, y tan sólo empezarla a ver se me abrió el apetito.

Así que la puse en pausa y me fui a cocinar, las sardinas que tenía planeada, pero de una forma diferente. Al final preparé lo que tenía planeado, con algunas ligeras modificaciones, que me hicieron pasarla muy bien a pesar de que me tocó comer sola.

Hice suficiente para que mi esposo comiera al llegar a casa, y a pesar de que había picado algo y no tenía hambre se lo devoró en un instante y lo disfrutó tanto como yo.

Parece una cosa tonta, pero esto sucedió por una razón, la película me inspiró.

En ocasiones solo necesitamos un pequeño estímulo para motivarnos y para conseguir ser más creativos.

Aunque no entendamos muy bien como sucede o por qué, el hecho es que cualquier cosa puede disparar tu creatividad, y en este caso en particular subirte el ánimo.

Así que comí muy bien y disfruté de una excelente película en compañía de mi persona. Resultó tan buena que sé que la volveré a ver luego con mi familia.

Por eso quiero recomendarte que, si aún no has tenido la dicha de verla, corras a alquilarla, porque realmente merece la pena.

Sinopsis de Un viaje de 10 metros

Para quienes no saben de qué va esta película, sin decirte demasiado para no hacer spoiler, se trata de una familia hindú, Los Kadam, quienes se ven forzados a dejar su país natal, y se radican en una villa al sur de Francia, lugar en el que deciden abrir un restaurante (el mismo que tenían en la India) justo a 10 metros de un lujoso restaurante francés de alta cocina con una estrella Michelín, conducido por la odiosa Madame Mallory, así surge una guerra de poder entre ambos locales, haciendo que todo se complique.

En medio de toda esta trama, el personaje principal, Hassan Kadam, demuestra su talento como cocinero y empieza a fusionar la cocina francesa y la India, con lo que termina sorprendiendo y cautivando a más de uno.

Lo que podemos aprender de Un viaje de 10 metros

Un viaje de 10 metros no sólo es entretenida, sino que podemos sacar algunos aprendizajes interesantes de ella, que coinciden con los valores que deseo transmitir en este humilde espacio.

Primero que nada, pienso que en la cocina para ser creativos tenemos que ser flexibles, y ser capaces de adaptarnos, esta es la primera traba que presentan los Kadam al inaugurar su restaurante. Allí Hassan le dice a su hermano:

…para sobrevivir es necesario adaptarse, tenemos que usar lo que está al alcance y confiemos en que funcione.

Lo otro que se puede sacar de la película, es el por qué Hassan es especial y destaca. Para mí, se debe a tres factores:

  1. Su pasión por la cocina. Este es el ingrediente principal que debe tener cualquiera que desee hacer algo que destaque y sorprenda.
  2. Su curiosidad. Si no tienes curiosidad y no vas más allá, difícilmente descubras cosas maravillosas. Esto lo llevó a aprender acerca de la cocina francesa.
  3. La fusión de sabores. Cuando dominamos nuestra cultura culinaria y aprendemos otras podemos hacer esto que Hassan hace en sus platos, aportando el sabor picante y característico de la cocina hindú a la tradicional y conservadora cocina francesa.

Y, por último, pero no menos importante, se puede notar en un momento de la historia que Hassan, se pierde en su búsqueda de nuevos sabores y mezclas, y esto es porque perdió de vista su motivación, aquello por lo que decidió cocinar y hacer maravillas.

Si quieres cocinar de manera creativa, primero debes tener claro, cuál es tu objetivo y tu motivación, cada quien tiene el suyo. En mi caso, mi objetivo es sorprender y consentir a mi esposo y a mi hija a la vez que les alimento de una manera saludable y balanceada.

¿Cuál es tu motivación para cocinar creativamente? Tiene que haber algo que te motive, porque si no, corres el riesgo de perderte en el camino como le pasó a Hassan.


Leí algunas malas críticas de esta película, pero en general provenían de personas que no se sienten atraídos por la cocina. Según mi opinión estuvo excelente, hasta me dio hambre al ver los platillos que desfilaron a lo largo de la película. Las imágenes, los escenarios y las actuaciones me gustaron mucho.

Al final, siento que no perdí el tiempo, que me permitió reafirmar lo que ya pienso y subirme el ánimo e inspirarme a partes iguales.

Por eso, lo escribo y te lo comparto, pues tal vez a ti, si no la has visto, también te haga sentir bien y porque no, te inspire.

Ahora cuéntame, ¿ya viste Un viaje de 10 metros? ¿Qué tal te pareció? Te leo en los comentarios.

También podría gustarte

4 comentarios

  1. Hola, Judith ! Te conocí por Yo escribo un blog, la comunidad en FB de Paula L. Me parece muy atinada tu reflexión. Tb me ha costado pensar en cocinar solo para mí, siendo que es una actividad que disfruto muchísimo y valoro por todo o que agrega en las relaciones interpersonales, pero entonces por qué cuesta tanto cocinar para nosotros mismos ?? Vaya tema ... Pero no me explayaré más porque suelo irme por las ramas con suma facilidad !!! Ja,ja !
    Voy a ver la película porque tiene todos temas que me gustan y mucho: la comida, la cocina, la India, ¡Francia! Un gusto leerte, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad qué es todo un tema, esto de cocinar para uno mismo. Espero que disfrutes mucho de la película. Gracias por tu comentario. Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Judith!!!, que placer conocer tu blog, me gusta mucho tu estilo y me encanta este post. La verdad casi todos los días almuerzo sozinha en mi casa, pero al igual que tu me apasiona el prepapar cosas deliciosas para sorprender a mi querido esposo, pero sobretodo porque me descubrí en la cocina de mi casa, y me encanta aprender montones de platos y comidas del mundo. Me encanta ver películas que me inspiren, eso me fascina y esta que recomiendas la veré por supuesto. Te recomiendo por si no te has visto The Lunch Box de comida de la India. Otra que desde pequeñita la vi y siempre fue mi inspiración es Eat, drink, man, woman en español (Comer, beber y amar) la primera secuencia es para morirse de la emoción al ver todo lo que se puede hacer y las técnicas que utilizan en la cocina esa fue la primera peli que me marco, y bueno entre muchas más. Un placer conocerte, y estaremos en contacto por las redes y estaré visitando tus lindas recetas ilustradas.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia! Yo te empecé a seguir hace unos días que descubrí tu blog, muy bonito y con unas fotos deliciosas. Me alegra que te guste lo que hago. Esas películas que me recomiendas tengo que verlas, he visto muchas ya, pero esas que me mencionas no, la de Eat, drink, man, woman está en mi lista de pendientes, ya me anoto también The lunch box. Muchas gracias por tus sugerencias y por pasarte a comentar. Saludos!

      Eliminar