El salteado, sácale provecho a esta técnica

abril 08, 2016

el salteado

El día de hoy no compartiré una receta, ni hablaré de algún alimento, en esta ocasión quiero hablarte sobre uno de mis métodos de cocción favoritos, el salteado.

El salteado es tan sólo una de las muchas técnicas de cocina que existen y que pienso compartirte en el blog. Conocer estas técnicas, entenderlas y aprenderlas nos será de mucha utilidad si queremos ser más creativos en la cocina, es una forma de ampliar nuestros horizontes y crear un abanico más amplio en nuestra capacidad creativa.

En términos generales la técnica del salteado es bastante simple, aunque requiere de conocimiento para llevarlo a cabo de manera correcta, pero es una excelente técnica para poner en práctica cuando eres principiante en la cocina.

Otro aspecto positivo del salteado es que los alimentos se preparan en pocos minutos, ideal para cuando estamos un poco cortos de tiempo. Pero lo mejor es que esta forma de cocción permite que los ingredientes conserven todos sus nutrientes, en especial los salteados de verduras, las cuales además mantienen sus colores vibrantes y quedan perfectamente cocidas, pero manteniendo su textura crujiente.

¿Pero qué es el salteado?

Me imagino que alguna vez habrás visto en una película o en algún restaurante de cocina asiática a los chefs o cocineros mover una sartén en el aire, mientras los ingredientes de la misma “saltan” una y otra vez entrado en contacto brevemente en la sartén o wok… ¿cierto?

Pues esa es precisamente la técnica del salteado, la misma consiste en cocinar a altas temperaturas los alimentos en una sartén amplia y profunda, con poco aceite, a la vez que los hacemos saltar.

Pero seguro estarás pensando, como lo haría yo de hecho, que eso parece muy complicado, y que seguramente si intentaras hacer saltar los alimentos en la sartén harías un desastre.

No tengo más que darte la razón, supongo que esto es para cocineros y chefs experimentados, yo ni me atrevo a intentarlo, aunque tal vez algún día me anime, quien sabe.

Lo cierto es que, aunque no sea capaz de hacer malabarismos con la comida, me encanta preparar verduras salteadas y lo hago con mucha frecuencia obteniendo muy buenos resultados.

Para lograr un buen salteado a nivel principiante, solo necesitas incorporar un utensilio más aparte de tu sartén o wok, la espátula.

Una espátula de teflón será más que suficiente para mover los alimentos y conseguir buenos resultados con esta técnica. El truco está en remover rápidamente los alimentos sin dejar que estén demasiado tiempo en contacto directo con la superficie del sartén.

Trucos y consejos para un buen salteado

Aunque el salteado sea una técnica sencilla, debemos tener en cuenta algunos aspectos que nos ayudarán a tener mejores resultados. En esta lista te comparto los que a mí me funcionan.

  • Antes de siquiera comenzar debemos preparar todos los ingredientes que usaremos, debemos tenerlos todos a mano. Esta es una técnica muy veloz y no podemos perder tiempo buscando los ingredientes.
  • Todos los ingredientes deben estar troceados de tamaño similiar y en trozos pequeños, para una cocción uniforme. Los cortes más empleados en esta técnica son brunoise (cubos pequeños) y juliana (tiras finas).
  • La sartén que empleemos debe ser lo suficientemente amplia para que quepan todos los ingredientes y tengan aun suficiente espacio para moverse. Debe tener bordes altos y ser antiadherente de preferencia.
  • Se debe usar muy poco aceite, solo lo necesario para cubrir ligeramente la superficie de la sartén.
  • Debe emplearse un aceite o materia grasa que resista altas temperaturas.
  • El sartén debe estar bastante caliente antes de empezar el salteado, de lo contrario los alimentos desprenderían sus jugos y quedarían blandos y secos.
  • Los vegetales deben estar secos antes de agregarlos a la sartén, para ello se lavan muy bien y se cortan con anticipación, para dar tiempo que se sequen un poco.
  • Debemos saltear los ingredientes en orden de dureza o tiempo de cocción requerido, colocando en la sartén los más duros o que necesiten cocciones más largas primero y de último los más suaves.
  • Si no sabes en qué orden saltear los alimentos, puedes hacerlos uno por uno y mezclarlos al final en un último salteado.
  • Lo que se estila es agregar primero la carne y luego ir agregando las verduras según su dureza.
  • Cuando nuestra receta incluye carne y verduras, se cocina la carne primero y luego se reserva (a menos que la receta indique lo contrario). Luego se agrega la carne de nuevo cuando las verduras estén casi listas. Así la carne no se cocina de más, y la carne y las verduras conservan sus sabores individuales.
  • No es recomendable agregar mucha carne de una vez al sartén, esto bajaría la temperatura del mismo y se desprenderían los jugos.
  • Los alimentos salteados deben estar en constante movimiento para evitar que se quemen o resequen.
  • Sólo cuando se han salteado todos los alimentos agregamos los líquidos, como salsa de soya, por ejemplo.
  • La tapa del sartén no se requiere en esta técnica. Aunque se puede emplear al final luego de agregar los líquidos para ayudar a que todos los ingredientes se impregnen.

Pienso que no me he dejado nada por fuera, o eso espero. Como ves, aunque sencilla, hay que tener en cuenta varios aspectos para obtener un buen resultado salteando alimentos, para conservar o realzar el sabor, textura y color de los mismos.

Los alimentos salteados deben quedar crujientes y dorados por fuera y jugosos por dentro. Deben consumirse de inmediato, de esta manera disfrutaremos de todo su sabor y su maravillosa textura al dente.

El salteado una técnica muy versátil

Este método de cocción resulta muy flexible, ya que se pueden hacer con esta técnica, carnes rojas, blancas, pescados, arroz, pasta y todo tipo de vegetales o verduras. Las combinaciones son infinitas.

Adicionalmente los salteados pueden ser por sí solos una preparación, o ser el paso previo para otras preparaciones, por ejemplo, para la elaboración de guisos.

Luego te compartiré algunas recetas que emplean el salteado como único método de cocción.

Si crees que este post le puede ser útil a alguien más no dudes en compartirlo, estaré muy agradecida.

Igualmente, si ya conocías la técnica del salteado y tienes algún truco o consejo que compartir, te invito a dejarme un comentario más abajo, aquí todos aprendemos.

También podría gustarte

0 comentarios