El chocolate

febrero 18, 2016

chocolate

El post de hoy, sabe a felicidad, a alegría, a amor. Y es que el chocolate es eso y mucho más. Es un ingrediente que destaca y complementa muy bien casi cualquier receta, no importa si ésta es dulce o salada.

Personalmente me encanta el chocolate, solo o como ingrediente principal de un postre, o como ingrediente complementario, no importa, siempre te hace quedar bien, porque ¿a quién no le gusta el chocolate?

Dicen que el chocolate venezolano es el mejor del mundo, debo creer que es cierto, pero no he probado otro chocolate en toda mi vida, así que no hay punto de comparación. Pero si hay algo de lo que debemos sentirnos orgullosos los venezolanos, es que nuestro chocolate sea de los preferidos por los expertos en la materia. Aunque hoy en día sea un lujo para nosotros, pues cada vez es más difícil y más caro conseguir chocolate.

Realmente irónico, tener el mejor chocolate del mundo y no poder consumirlo, pero bueno, eso es harina de otro costal.

Si eres como yo, y te gusta mucho el chocolate, vas a disfrutar la próxima entrada, ya que voy a estar publicando una receta muy simple que utiliza como ingrediente principal este ingrediente. Así que pendiente del post del último jueves del mes de febrero, que viene con sabor a chocolate.

Pero antes quiero que conozcamos un poco, las diferentes variedades de este alimento, usos en la cocina y sus grandes beneficios para la salud, y así, no te sientas tan mal la próxima vez que te des un gusto. Ojo, dije un gusto, ya que de lo bueno poco.

Tipos de Chocolate

Al procesar el cacao se obtienen dos componentes que se emplean en la elaboración del chocolate, estos son, la pasta de cacao y la manteca de cacao. El chocolate se compone principalmente de pasta de cacao, manteca de cacao y azúcar, y dependiendo de la proporción en la que estén presentes estos elementos se obtienen diferentes tipos de chocolate.

Chocolate amargo: Es el chocolate propiamente dicho, se le conoce también como, chocolate fondant, negro, bitter, amer o duro. Este tipo de chocolate debe tener una proporción mínima de 50% de pasta de cacao y se consiguen con diferentes proporciones, mientras mayor es el porcentaje más amargo es el chocolate.

Chocolate de cobertura: Este tipo de chocolate contiene alrededor de un 30% de manteca de cacao y se usa en la pastelería o chocolatería como insumo. Se caracteriza por ofrecer un alto brillo al templar el chocolate, ser muy moldeable y por fundirse fácilmente.

Chocolate de taza: Es el chocolate negro, pero con una proporción de cacao menor al 50%, con fécula (o algún otro espesante) añadido.

Chocolate con leche: Es el chocolate más difundido y popular, con una proporción de cacao inferior al 40%, y leche añadida.

Chocolate blanco: Este no contiene en su composición pasta de cacao, en cambio está compuesto por manteca de cacao (mínimo 20%), leche en polvo o condensada y azúcar. Es empleado como un elemento decorativo en la repostería.

Cacao en polvo: Este no es un chocolate en sí, pero se obtiene de procesar la pasta de cacao hasta obtener un polvo, contiene no más de 20 a 22% de manteca de cacao y es de sabor amargo. Este tipo de cacao es empleado en muchas recetas de repostería. Existen dos tipos de cacao en polvo, el natural de sabor más amargo y color marrón claro, y el cacao en polvo alcalinizado (o de proceso holandés) de sabor más delicado y de color marrón oscuro con tonos rojizos.

Chocolate en polvo: Contiene en su composición cacao en polvo junto con otras sustancias añadidas como azúcar, leche en polvo, harinas y aromas. Su uso es para la preparación de bebidas y no puede sustituir al cacao en polvo en las recetas.

Y podríamos seguir enunciando tipos de chocolates, pues dependiendo de lo que le agreguemos tendremos una variedad diferente, cada vez es más común encontrar variedades de chocolate que llevan otros ingredientes añadidos distintos a los clásicos, cacao, manteca, azúcar o leche, estos pueden ser, por ejemplo, las almendras, avellanas, maní o pasitas, entre otros. Y es que el chocolate resulta un alimento muy versátil que combina muy bien con otros ingredientes.

Usos en la cocina

El chocolate es un ingrediente muy empleado en la cocina, principalmente en la elaboración de platos dulces, como bombones, mouse, tortas frías u horneadas, galletas, panes o biscochos, helados entre otros. También en la misma área es empleado como elemento decorativo.

Sin embargo, el chocolate tiene un uso mucho más peculiar, y que personalmente me encantaría experimentar (aún no lo hago), en la cocina salada. Lo primero que viene a mi mente al pensar en un platillo con chocolate es el típico mole de México, y que sólo conozco de programas de cocina. En este tipo de preparaciones se usa el chocolate amargo con al menos un 70% de cacao, para obtener mejores resultados.

Propiedades nutricionales del chocolate

El consumo de chocolate con moderación aporta propiedades beneficiosas para la salud, especialmente si éste es amargo. Algunos de los beneficios o propiedades que podemos destacar son:

  • Produce sensación de bienestar, gracias a las propiedades euforizantes y estimulantes de algunos de sus componentes. Es por ello que cuando nos sentimos tristes o afligidos sentimos la necesidad de ingerir chocolate.
  • Es un buen antioxidamente, capaz de prevenir la degeneración de las células del organismo. Ayudando así en la prevención de numerosas enfermedades, entre ellas enfermedades cardiovasculares, del corazón o cáncer.
  • Es diurético, gracias a la teobromina, sustancia que adicionalmente ejerce una acción tónica sobre el organismo y estimula la circulación sanguínea.
  • Ofrece un alto aporte energético, por lo que es recomendable en casos que requieran dosis extra de energía.
  • Adicionalmente es rico en minerales como potasio, fósforo, hierro, cobre, magnesio y selenio, y vitaminas A y B.

Como ves, el chocolate es un ingrediente importante, no sólo por sus aplicaciones en la cocina, sino por sus beneficios para la salud, así que anímate (si no lo has hecho ya) a incorporarlo en tus próximas compras y preparar deliciosos platos dulces o salados con él.

También podría gustarte

0 comentarios