Crema de chocolate para untar

febrero 25, 2016

crema de chocolate para untar

Que rápido pasan los días, siento que fue ayer que escribí el artículo sobre el chocolate. En él les mencioné que esta semana vendría receta con este ingrediente, y aquí estoy. La receta de hoy es una crema de chocolate para untar, que está para comérsela a cucharadas.

Si la felicidad se pudiera conseguir en un frasco, estoy segura que esta crema cumpliría todos los requisitos.

Hace un tiempo ya desde que hice esta receta por primera vez, y en su momento estuve buscando recetas de crema de chocolate, pero no encontré algo tan simple y sencillo como yo quería, que tuviera pocos ingredientes, que fuesen sanos y que fuese fácil de hacer.

Así que como no encontré nada a mi gusto decidí experimentar; lo bueno fue que a la primera me quedó excelente, lo malo es que no guardé la receta.

Así que tuve que volver a hacerla tratando de recordar las proporciones que había usado y cruzar los dedos para que fueran las correctas. Por otro lado, mi hija deseando que saliera mal, para así repetir la receta muchas veces.

Y es que esta receta la creé pensando en ella, que no le gusta desayunar, y quería ofrecerle algo para untarle al pan que fuese sano y que además le resultara irresistible. Esta crema cumplió el objetivo, y desde entonces la guardo celosamente, hasta hoy que he decidido compartirla contigo, porque no soy egoísta y me encantaría que la probaras.

La consistencia de esta crema es tan espesa como la nutella, de un sabor exquisito y adictivo y no es demasiado dulce, yo la prefiero de este modo, aunque admite agregarle más azúcar si es de tu gusto.

Lo mejor, es que tan sólo necesitas 4 ingredientes: chocolate amargo, azúcar, leche y maicena o fécula de maíz.

La maicena nos va a ayudar con esta consistencia súper espesa, pero si agregamos más de la cantidad que indico en la receta nos arriesgamos a que parezca más bien un flan o una crema pastelera, así que aquí debemos ser cuidadosos.

La leche en esta receta puede ser de vaca o vegetal, de ambas formas queda de maravilla. Aunque debo confesar, que luego de haberla probado con leche de avena, ya no quiero usar otra leche diferente.

Si tienes leche vegetal en casa, ya sabes que puedes usarla en esta receta pues le viene muy bien. Para el mes de marzo tengo programado publicar la receta de leche de avena, así que pendiente.

Y, por último, aunque podemos usar chocolate con leche en esta receta (sin agregar azúcar, por cierto), el resultado no será tan cremoso o espeso, aunque aún así quedará rico.

Es por esto que es preferible usar un chocolate amargo, que contenga entre un 60% a 70% de cacao, de lo contrario, no obtendríamos esa consistencia firme sino un poco más ligera, por lo que sería necesario usar más maicena, pero nos arriesgamos a cambiar la textura y sabor final.

Con esta cantidad de ingredientes salen más o menos unos 450 gr de rica crema para untar. Puede durar mucho tiempo conservada en la nevera, aunque en casa nunca haya durado más de 3 semanas para comprobarlo.

Esta crema de chocolate es excelente para untar panes, galletas o comer a cucharadas, como prefieras.

Ya aclarado todo, te dejo la receta, y no olvides comentarme que te pareció, estaré encantada de leerte.

Crema de chocolate para untar

Ingredientes:
  • 200 gr de chocolate oscuro (Yo usé de la marca Savoy Postres)
  • 50 gr de margarina
  • 50 gr de azúcar
  • 250 gr de leche líquida fría (de vaca o vegetal)
  • 10 gr de maicena

Preparación:
En una olla pequeña colocar el chocolate picado en trozos pequeños, la margarina, el azúcar y la mitad de la leche fría, y calentar en hornilla a fuego bajo, mezclando constantemente con paleta de madera hasta que se funda por completo el chocolate.

Aparte mezclar el resto de la leche fría con la maicena, usando una varilla metálica, agregar esta mezcla a la anterior y seguir cocinando a fuego lento. Mezclar con la varilla de metal con movimientos circulares.

La mezcla al principio estará bastante líquida pero poco a poco va agarrando una consistencia más pesada y espesa. Cuando recién adquiera esa consistencia más espesa y cremosa y que no cueste seguir removiendo (es decir aún debe ser un poco líquida) apagamos el fuego e inmediatamente distribuimos la mezcla en envases de vidrio, los cuales tapamos ligeramente y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Luego de que esté fresca la mezcla en los recipientes, los tapamos bien y guardamos en la nevera hasta el día siguiente, o unas 8 horas aproximadamente, cuando tomará la consistencia definitiva de crema para untar.

¿Has preparado esta receta?

Déjame un comentario o comparte una foto con la etiqueta #CocinaCreativa en Instagram o Twitter, y no olvides mencionarme con @JudithHoyBlog para estar al tanto.

También podría gustarte

2 comentarios

  1. Ufff. Se ve excelente. Creo que tenemos un nuevo proyecto para la casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Víctor, les recomiendo probarlo. Yo lo estoy preparando muy seguido. En cuanto se acaba, ya me están pidiendo más!

      Eliminar